martes, 22 de agosto de 2017

La Costa Quebrada

Costa Quebrada es el curioso nombre que recibe el litoral situado al occidente de la ciudad de Santander, entre ésta y Liencres. Se trata de una costa muy irregular, salpicada de pequeños islotes y salientes que han ido conformando unas playas y calas recónditas de gran belleza. Aquí siempre está presente la fuerza del mar Cantábrico que azota constantemente estas costas pero que al mismo tiempo las cincela a su antojo.

Playa de Canallave (Liencres)
Durante muchos años he recorrido las distintas playas de la comunidad cántabra y he de confesar que mis preferidas se encuentran entre este puñado de arenales a muy pocos kilómetros de la capital.


1. Playa de La Arnía


Sin duda, mi favorita es La Arnía. No tiene un acceso cómodo y, por eso mismo, no está tan masificada como otras. Se encuentra al fondo de un acantilado de verdes praderas desde donde he tenido el privilegio de observar algunas de las mejores vistas del litoral cántabro. Descendiendo por una empinada cuesta de cemento se accede a la playa. No es muy grande pero los farallones de roca que se levantan a su izquierda la protegen un tanto del oleaje y permiten a los amantes del buceo y el snorkel sumergirse para observar los peces. Como veréis el acantilado ha sufrido varios derrumbes y no conviene situarse demasiado cerca de él. Uno de los atractivos de esta playa es poder extender las toallas en el prado de arriba y bajar a darse un baño cuando apriete el calor. Pero, ¡ojo!, esto que antes era gratuito, ahora está controlado por el dueño del terreno que lo alquila por fines de semana o semanas. Una pena, porque aquí lo hemos pasado de maravilla toda la familia junta en verano.


2. Playa de Covachos


Siguiendo con mis preferencias, no puedo dejar pasar la Playa de Covachos, separada de La Arnía por un kilómetro. Ofrece una de las vistas más bonitas de Cantabria con un islote cercano al que se puede ir caminado por la arena durante la bajamar. El acceso a esta playa a través de unos escalones de madera y rocas que han sido destrozados por los últimos temporales y ahora mismo desconozco cómo se puede llegar a pie. Para los afortunados que la conocemos es una playa tranquila, que tiene una zona nudista y en la que desemboca un pequeño arroyo en forma de cascada que hace las veces de ducha natural. Es todo un espectáculo disfrutar de un día de playa en ella. Ninguna de las dos playas mencionadas dispone de servicios, ni duchas, ni socorrista así que: precaución en el baño.


3. Playa de San Juan de la Canal


Entre las playas más familiares cercanas a la ciudad de Santander se halla San Juan de la Canal. De fácil acceso en coche cuenta con un aparcamiento a pie de playa y todos los servicios habituales de una playa con bandera azul, duchas, aseos, vigilancia, cafetería... Lo más sorprendente de este arenal es que la hierba alcanza hasta la misma arena por lo que muchos bañistas colocan sobre ella sus toallas, fácil y cómodo. La playa está dividida en dos partes por una roca enorme que emerge en el centro y hace que la parte derecha quede como una piscina de poca profundidad donde no llegan a romper las olas, ideal para los más pequeños. Mientras, en la zona izquierda, de mayor profundidad, hay que tener cuidado con la resaca y las olas que pueden empujarnos contra las rocas. Esta playa es muy frecuentada en los meses de verano ya que se encuentra en una urbanización en Soto de la Marina en la que hay muchos alquileres vacacionales.


4. Playa de La Virgen del Mar


A continuación de San Juan de la Canal, alcanzamos la playa de la Virgen del Mar. Tiene un amplio aparcamiento y está acondicionada para el baño con todos los servicios necesarios. Hasta hace pocos años aquí se celebraban las fiestas mayores de Santander. Se instalaban las atracciones y se hacía el espectáculo de pirotecnia. Lo más destacado es su isla, unida a tierra por un puente y coronada con una ermita dedicada a la virgen, bajo la que se extiende una verde pradera donde tomar el sol. 


5. Playa de La Maruca


Por último, aproximándonos a la ciudad de Santander, en el barrio de Monte, nos topamos con una pequeña playa, conocida como La Maruca. En realidad, se trata de la desembocadura de una ría y un diminuto puerto en el que se han habilitado unas escaleras y una barandilla para poder darse un chapuzón También cuenta con aparcamiento. La playa no destaca demasiado por su belleza pero dispone de un agradable paseo que llega hasta Santander por todo el litoral. Destaca principalmente por sus restaurantes de especialidad en pescados y arroz con bogavante. Una delicia poder darse un homenaje contemplando las vistas sobre la costa. Además en ella encontraréis el Centro de Interpretación del Litoral, un centro de exposiciones sobre la flora y la fauna de la costa cántabra construido sobre una antigua batería defensiva del s. XVII.

Ya veis que existen muchas posibilidades para el baño a muy poca distancia de Santander. ¿Vosotros con cual os quedáis?

Susana

3 comentarios :

  1. Pues si hay que escoger yo me quedaría con la Playa de Covachos. Ese paseo hasta el islote durante la bajamar, me gusta.

    Se nota que conoces muy bien esta zona, cualquiera de las playas que nos siguieres tiene su atractivo por un motivo u otro.

    ResponderEliminar
  2. Cualquiera de las playas que nos enseñas son espectaculares,coincido contigo Susana la mía también es La Arnía.
    Preciosas fotos.

    ResponderEliminar
  3. En general todas las playas de Cantabria son una auténtica maravilla y muchas de ellas, se encuentran en enclaves fantásticos como estas que nos propones.
    Aunque me gustan todas, creo también que me quedaría con la de La Arnía.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""