lunes, 2 de diciembre de 2013

Camino de Santiago en Palencia, Frómista y Carrión de los Condes

Una de mis asignaturas pendientes en la provincia de Palencia era conocer Frómista y Carrión de los Condes, dos bellas localidades atravesadas por el Camino de Santiago y, qué mejor momento para ello que hacerlo en los últimos días del verano cuando el calor ya no aprieta tanto y disminuye el número de peregrinos.


San Martín de Tours



Empezamos nuestro recorrido en Frómista dónde se cruzan el Camino Francés y la magnífica obra de ingeniería que es el Canal de Castilla. Esta localidad palentina tuvo gran importancia durante la Edad Media, un período muy tumultuoso de la historia. En aquel tiempo Frómista estaba dividida en 2 partes dominadas cada una de ellas por una iglesia. Además poseía varios albergues y hospitales de peregrinos lo que la convertían en parada obligada de los penitentes que se dirigían a Santiago de Compostela.

La exposición "Vestigia, Leyenda del Camino" nos brinda la oportunidad de realizar un recorrido por la historia de España. Se trata de una exposición ubicada en la Iglesia de Santa María del Castillo que nos permite seguir los avatares de Frómista desde su fundación hasta nuestros días y conocer sus leyendas y tesoros. Resulta muy interesante y didáctica tanto para niños como para mayores. Los elementos visuales y auditivos de la muestra nos transportan a esa etapa y dan fe del esplendor que vivió Frómista por su estratégica ubicación. 


Detalle capiteles románicos de San Martín
Santa María del Castillo
Pero, sin duda, el monumento más destacado y conocido de Frómista es la maravillosa iglesia románica de San Martín de Tours, un bello ejemplo de la arquitectura románica del siglo XI que destaca por su decoración ajedrezada en el exterior y por los variados capiteles de su interior, de temas bíblicos y motivos vegetales, muchos de ellos restaurados.
Otro de los monumentos que conviene visitar es la Iglesia de San Pedro, un enorme edificio de estilo gótico que posee un majestuoso pórtico renacentista. En el interior de su museo parroquial se encuentran las 29 tablas que componían el retablo de la Iglesia de Santa María del Castillo, de gran valor artístico e histórico y la patena del Milagro que ocurrió en Frómista.

Iglesia de San Pedro

Una vez visitados estos tres monumentos representativos nos dirigimos a las afueras de Frómista hacia el Canal de Castilla que aquí cuenta con cuatro esclusas para salvar un desnivel de 14 metros del río Carrión. Os recomiendo que os acerquéis a contemplar el espectáculo del salto de agua y las compuertas que controlan el nivel de las aguas. En este punto, el Camino de Santiago discurre paralelo al canal y allí nos encontramos a muchos peregrinos descansando a la sombra de los árboles, reponiendo fuerzas o fotografiando el canal.

Canal de Castilla
Siguiendo el Camino de Santiago continuamos nuestra ruta rumbo a Carrión de los Condes donde nos detuvimos a comer y recorrer sus calles cargadas de arte, peregrinos y simbolismo. Nada más entrar en el pueblo nos topamos con una hermosa iglesia, la de Santa María del Camino (siglo XII) que con su nombre alude a la ancestral ruta a Santiago que atraviesa la localidad. Consta de una fachada porticada realizada por escultores de la escuela hispano-languedociana.

Santa María del Camino

Si bien el edificio religioso más sobresaliente de Carrión es la Iglesia de Santiago (siglo XII) situada en una estrecha calle que desemboca en la Plaza Mayor. Por su extraña ubicación podría pasar desapercibida si no fuera por el majestuoso friso de su portada en altorrelieve que representa el apocalipsis según San Juan Evangelista, impresionante ejemplo del románico que compite con San Martín de Frómista. En el interior de la iglesia se encuentra un museo de arte sacro que alberga varias piezas interesantes de este arte.

Friso de la portada de la iglesia de Santiago
Continuamos nuestro recorrido en dirección al Monasterio de San Zoilo, muy restaurado, ocupado parcialmente por un hotel de 3 estrellas frecuentado sobre todo por peregrinos extranjeros. Actualmente pueden visitarse la iglesia y la planta baja del claustro ya que en la superior se ubican algunas habitaciones del hotel. Edificado entre los siglos XI y XIV aún podemos hallar en la iglesia restos de los muros originales románicos así como algunos sarcófagos de la familia Beni Gómez, antiguos Condes de Carrión y la portada también románica de la iglesia en bastante buen estado.

Claustro del Monasterio de San Zoilo

El claustro, sin embargo, es de estilo plateresco. Los nervios de la bóveda están repletos de medallones que representan personajes de la orden benedictina o bíblicos como Adán y Eva o los apóstoles. Es un bello conjunto rematado en el centro por un enorme pozo, en definitiva, un lugar muy tranquilo donde sentarse a leer un libro y descansar rodeados de arte.


Una excelente manera de finalizar esta etapa del Camino, ¿verdad?


Susana

5 comentarios :

  1. Fue un placer visitar estos dos pueblos del Camino de Santiago, recomiendo parada y fonda en los dos y así poder contemplar su gran legado artístico, sobretodo el magnífico románico de sus iglesias y conventos. Me encantó la exposición Vestigia, un auténtico hallazgo, merece la pena visitarla, muy lograda e instructiva. Acercarse al Canal de Castilla es interesante, esta obra de ingeniería es un auténtico hallazgo, llama mucho la atención. En definitiva esta etapa del Camino es una joya románica, es un arte sencillo y a la vez complejo que siempre deja una huella imborrable al que lo visita y lo conoce.

    ResponderEliminar
  2. Un viaje muy sugerente. También están muy cerquita y son grandes desconocidas, a pesar de su monumentalidad, las iglesias de San Juan de Santoyo y San Hipólito de Támara. Espectaculares, e incomprensiblemente fuera del Camino de Santiago.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo artículo, Susana, muy interesante.
    Me encanta la iglesia románica de San Martín de Frómista, sólo por verla merece la visita hasta aquí. No conozco Carrión de los Condes pero después de ver tu foto de la iglesia de Santiago, me lo apunto para ir, es una preciosidad.

    ResponderEliminar
  4. No hace mucho que visité esta zona y me encantó la iglesia románica de San Martín de Frósnita es una joya, es unos de los templos más admirado y valorado de todo el románico, no solo en Castilla y León si no en toda Europa.
    Las fotos estupendas Susana

    ResponderEliminar
  5. San Martín de Tours es una auténtica joya del románico. Esta iglesia es sin duda una de las más fotografiadas, bellas e importantes del románico español. Me sorprendieron sus dimensiones y la perfección de sus formas. Tanto Frómista como Carrión de los Condes, son visita obligada siempre que se recorran tierras palentinas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""